Google y el cerebro mundial


cerebro-googleEstos días está disponible online  el documental completo “Google y el cerebro mundial” estrenado en 2013. El documental revisa el proyecto de digitalización masiva de libros que Google inició en 2002, con el objetivo de crear una única biblioteca global que almacenara todos los libros existentes. En este proceso Google escaneó 10 millones de libros gracias a acuerdos con instituciones y bibliotecas, sin solicitar permiso a otras partes como autores y  editoriales. Así fue como surgió lo que conocemos como Google Books, un producto comercial que permite la búsqueda gratuita de palabras clave contenidas en los libros digitalizados, y muestra partes del libro de forma gratuita a los lectores. Al mismo tiempo la compañía ofrece el libro completo escaneado a un precio fijado por Google, que los vende a través de este servicio. En 2005 el proyecto se frenó debido a las demandas internacionales presentadas por autores y editoriales para la defensa de sus derechos, y Google perdió el litigio en 2009-2011. Según expone el documental, después de esto, ambas partes firmaron un acuerdo por el cual Google Books ahora contiene sólo libros descatalogados o cuyos derechos de copyright han prescrito.

Planta de escaneado  (Beijing, China) - Imagen del documental "Google y el cerebro mundial" http://www.worldbrainthefilm.com/

Planta de escaneado (Beijing, China) – Imagen del documental “Google y el cerebro mundial”
Copyright http://www.worldbrainthefilm.com/

Hasta aquí lo que podríamos decir es la sinopsis del documental. Sin embargo, hay un punto que me han llamado especialmente la atención. El documental plantea una base filosófica que inspiraría y explicaría la finalidad del proyecto de Google: las teorías de HG Wells, y en particular, su ensayo titulado “El cerebro mundial” publicado en 1937. Resulta interesante descubrir al pensador y escritor de ciencia ficción HG Wells, y al mismo tiempo valorar en qué medida hoy inspira la ciencia y los avances tecnológicos. El cerebro mundial pretendía aglutinar todos los conocimientos de la humanidad en un solo lugar, o ente, externo a la capacidad humana. Muy distinto esto de aspirar a otras formas de conocimiento, como la planteada por Sócrates muchos siglos atrás: el ser humano es capaz de conocer la verdad, de superar la mera opinión, elevándose al conocimiento de los conceptos, de lo universal. Mediante su práctica pedagógica, la mayéutica, Sócrates concluyó que los conceptos universales se hallan presentes incluso en el alma del hombre más ignorante, quien siendo guiado correctamente, llega a descubrirlos. Según esto, ¿nos acercamos al conocimiento con Google Books? ¿Y con Wikipedia? ¿Qué tecnologías estaríamos utilizando si nos inspirásemos en el viejo maestro griego?

Deja un comentario